900 90 87 24

Las humedades en fachadas exteriores

humedades en fachadas exteriores

Las humedades en fachadas exteriores es uno de los problemas principales con los que se encuentran los vecinos o los propietarios de una vivienda. Un problema que, a través de filtraciones, puede acabar por trasladarse al interior de tu casa.

Una de las primeras cosas con las que nos podemos encontrar es con una fachada fría. En este caso concreto, esta condición preexistente puede hacer que la superficie en la que se asienta la humedad por condensación sea mayor. Esto hace que este tipo de humedad tenga más probabilidades de aparecer.

En este artículo vamos a ver y vamos a profundizar en los tipos de humedades en fachadas exteriores, sus causas, sus consecuencias y el tratamiento profesional, que es la mejor forma de eliminarlas. ¿Quieres saber más? ¡Toma nota y no te pierdas ni un detalle!

 

Humedades en fachadas exteriores: causas comunes

Las humedades en fachadas exteriores son un problema común en muchos edificios y viviendas. Vamos a ver cuáles son las causas más comunes que hacen que este tipo de problemas se haga presente en nuestros hogares.

En primer lugar, está el clima. Vivir en un lugar lluvioso o muy húmedo puede tener como consecuencia la aparición de humedades en las fachadas exteriores del edificio. ¿Cómo sucede esto? Pues si el agua de la lluvia no se evacua bien, no hay una buena canalización, esta se puede acumular y con el tiempo y una eliminación lenta, ocasiona problemas de humedad en el exterior de los edificios.

Materiales de construcción de baja calidad, malos aislamientos, grietas o filtraciones puede hacer que la humedad del exterior del edificio se traslade a tu vivienda.

Otra de las causas de la acumulación de humedades en las fachadas exteriores de los edificios es la condensación. La condensación se produce cuando el vapor de agua o el agua contenida en el ambiente pasa de estado gaseoso a estado líquido y se acumula en la superficie del edificio.

Esto sucede cuando la diferencia de temperatura es elevada y al entrar en contacto el aire cargado de agua con la fachada, esta está tan fría que es capaz de condensar. De este modo, la condensación se convierte en uno de los principales problemas que causan humedades en las fachadas exteriores de casas y edificios de viviendas.

Ahora vamos a ver algunos de los principales tipos de humedad que pueden afectar a tu casa y que, al mismo tiempo, pueden convertirse en una de las consecuencias de las humedades en fachadas exteriores.

 

Principales tipos de humedad

Humedad por filtración: No se produce en las fachadas de los edificios, pero puede ser una de las consecuencias derivadas de la presencia de humedad en el exterior de tu vivienda. Es la humedad que se muestra en tu casa por culpa de fisuras, grietas o filtraciones desde el exterior al interior de tu hogar.

 

Consecuencias de la presencia de humedad en la fachada

Ahora ya sabes qué es lo que causa las humedades en fachadas exteriores y cómo esto puede acabar por afectar al interior de tu casa. Ha llegado el momento de que veas cuáles son las consecuencias de este problema y cuál es la mejor forma de solucionarlo.

Estas son las principales consecuencias de la humedad en la fachada que se traslada al interior de tu casa:

¿Cómo puedes evitar todo esto? Pues tu mejor opción es acudir a especialistas en tratamientos antihumedad. Ellos evaluarán la situación, elaborarán un diagnóstico y te propondrán las mejores soluciones adaptadas a tu caso particular.

 

¿Cómo evitar la aparición de humedad en las fachadas exteriores?

La mejor opción es identificar el origen de la humedad y solucionar el problema. Solo yendo al foco, es decir, a la raíz de las humedades, puedes acabar con ellas para siempre.

Mientras que lo intentas, puedes seguir los siguientes remedios momentáneos. En tu primer intento de controlar las humedades, desde Sanysec te aconsejamos:

De esta forma puedes evitar que se cree el ambiente idóneo para la humedad en la fachada.

 

¿Cómo limpiar las manchas de humedad?

Existen unos pasos que debes seguir mientras que no atajas el problema de raíz.

  1. Bicarbonato: con esta sustancia puedes eliminar las manchas. Tú tan solo aplica el bicarbonato de sodio sobre las zonas con manchas. Después, espera durante un par de horas, aproximadamente. Finalmente, limpia la fachada con un cepillo para quitar las bacterias y hongos.
  2. Vinagre de manzana: crea una solución de vinagre en tres litros de agua. Después, limpia la mancha con un paño, o esponja, que esté húmedo por la mezcla.
  3. Talco: rocía la facha con polvos de talco y espárcelo por la pared apoyándote de un paño seco. Deja que el talco actúe sobre la fachada. Puedes repetir este proceso hasta que las manchas sean historia.

En todo caso, después de limpiar las manchas, debes entender cuál es el origen de las humedades. Estas pueden causarse por una mala construcción de la vivienda, las lluvias, las heladas, los materiales empleados en tu fachada… ¿Cuál es la razón?

 

¡Elimina la humedad de tu vida!

¿Tienes problemas con las humedades en fachadas exteriores? Como has visto, se trata de una problemática común y que, con el tiempo, puede hacer que tu vivienda acabe teniendo problemas con la humedad. Además, como hemos dicho, la mejor forma de acabar con este tipo de problemas es acudir a especialistas en tratamientos antihumedad.

En Sanysec te ofrecemos un diagnóstico gratuito de tu problema y te proporcionamos un presupuesto para la mejor solución posible. Una solución diseñada y adaptada para tu caso particular y que pondrá fin a las humedades en fachadas exteriores o la que pueda aparecer en el interior de tu vivienda. ¡Comparte con Sanysec tus problemas!

octubre 4, 2022UncategorizedEsteban Canle

humedades en fachadas exteriores