900 90 87 24

¿Quién se hace cargo de las humedades en un piso de alquiler?

humedades en piso alquiler

Vivir en una casa o piso de alquiler puede tener dudas sobre cómo actuar por si aparecen humedades o problemas similares. En este artículo responderemos a todas las preguntas que puedas tener al respecto, viendo cada supuesto y cada caso que se puede dar si aparece este incómodo problema.

En cualquier caso, va a ser necesario un diagnóstico de qué tipo de problema de humedad hay. De esta manera, se determina si el origen es estructural o un problema derivado de un mal uso de la vivienda alquilada. Son varios los supuestos que vamos a ver, así que, no te pierdas ni un detalle. ¡Empezamos!

¿Quién paga las humedades en un piso de alquiler?

Para determinar quién paga las humedades en un piso de alquiler, lo primero que hay que hacer es saber cuál es su origen. Y es que, no es lo mismo que la humedad sea estructural o accidental, que venga provocada por algún vecino o que sea por el mal uso de la vivienda por parte del inquilino. Así, tenemos dos supuestos principales:

Así, dependiendo de dónde venga la responsabilidad, el coste de la reparación de estas puede ser cosa del propietario, del inquilino o de los vecinos o la comunidad en conjunto. Veremos responsabilidades y obligaciones en cada caso.

Responsabilidades del propietario cuando existen humedades

Como decimos, la primera pregunta que nos hacemos cuando aparece un problema de humedad en casa es ¿arrendador o arrendatario? Si la humedad no se debe a un accidente o problema causado por el inquilino, la responsabilidad de repararla es para el propietario, para el arrendador.

Esto es lo que se recoge en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), que responsabiliza a los propietarios de las obras necesarias para conservación o mantenimiento, e incluye las necesarias para corregir problemas cuando aparecen humedades en una vivienda.

Así, en casos de humedades que provengan de problemas estructurales o de una mala construcción, son responsabilidad del arrendador. Por ejemplo, si en el piso de alquiler hay humedades por condensación debidas a un mal aislamiento o sistema de ventilación, la responsabilidad del propietario es repararlo para devolver la habitabilidad a la vivienda.

Responsabilidad del inquilino

Un inquilino también puede llegar a tener responsabilidad en la aparición o en la no comunicación de un problema de humedades en un piso de alquiler. Esto puede suceder, por ejemplo, si aparece un problema de humedad en la vivienda y el inquilino no lo comunica en tiempo y forma para que el propietario tome las medidas oportunas antes de que derive en un problema más grave.

Otro supuesto en el que la responsabilidad de las humedades en el piso de alquiler es del inquilino es en casos de negligencia. Por ejemplo, en el caso de obras no autorizadas que provoquen fuga de agua y filtraciones o humedades, o un mal uso generalizado de la vivienda que aparezcan problemas de humedad.

Vecinos y comunidad: responsabilidad en las humedades

Otro caso es que pasa cuando las humedades en un piso de alquiler vienen de un daño causado por un vecino o por la dejadez de funciones de la comunidad de propietarios en el mantenimiento del edificio. En este tipo de casos, la responsabilidad y el cargo económico de las posibles reparaciones van a cuenta del vecino o la comunidad.

Si un vecino hace obras en su piso y rompe una tubería que causa filtraciones de humedad al piso de debajo o de al lado, este vecino tiene que correr con los gastos de reparación de la vivienda en alquiler que haya dañado y, por tanto, es responsabilidad suya. Lo mismo sucede si el daño viene de una obra hecha por la comunidad, en cuyo caso, sería el seguro que haya contratado el que tenga que correr con los gastos de las reparaciones.

¿Se puede rescindir un contrato de alquiler por humedad?

Dentro de los problemas de una casa, los relacionados con la humedad pueden ser de los más complejos. Ante este panorama, algunos inquilinos pueden plantearse la idea de rescindir el contrato de alquiler en caso de que este tipo de problemas persistan o no se le den solución.

En concreto, por ejemplo, en caso de que los problemas de humedades fuesen conocidos por el propietario del piso de alquiler antes de arrendar el mismo, son causa de terminación del contrato de alquiler sin penalización para los inquilinos que decidan rescindirlo. En algunos casos también se puede dar si la humedad ha provocado daños en los enseres de los arrendatarios.

Como inquilino puedes abandonar el piso en el que vives sin penalización, siempre y cuando avises con un mes de antelación.

Se trata de un problema complejo que requiere de soluciones y consultas varias y del entendimiento de todas las partes implicadas para conseguir una solución apropiada para cada caso. Pero existen supuestos en los que el inquilino o el propietario podrían rescindir el contrato de alquiler sin penalización para ninguna de las partes.

¡Acaba con las humedades!

A lo alrgo del artículo hemos visto varios supuestos en los que te puedes encontrar teniendo humedades en un piso de alquiler. En cualquiera de los casos, todo empieza con un diagnóstico acertado del problema, algo que es mejor que hagan profesionales. De esta manera, te puedes asegurar que se detecta correctamente el origine y, con ello, se pueden dilucidar responsabilidades.

Sanysec es una empresa especializada en el tratamiento de todo tipo de humedades. Ponte en contacto ahora, solicita tu diagnóstico gratuito y, a partir de ahí, empezamos a trabajar contigo para encontrar las mejores soluciones y tratamientos para tu caso concreto. ¡Acaba ahora con las humedades y restaura la habitabilidad de tu casa! ¡Llamanos o ponte en contacto a través de la web! ¡Te esperamos!

 

abril 8, 2024UncategorizedEsteban Canle