900 90 87 24

Tratamiento Antimoho en paredes: una solución incompleta a la humedad

tratamiento antimoho paredes

Si vives en un lugar con un clima húmedo, seguro que estás acostumbrado a las humedades y sabrás los problemas que estas pueden causar. Si, por el contrario, vives en un sitio más bien seco, puede que aun así surjan manchas de moho en baños o zonas concretas de tu casa. En cualquiera de los casos puede que necesites encontrar un tratamiento antimoho para las paredes. 

Para solucionar de manera definitiva estos problemas, lo mejor es contratar los servicios de un profesional que realice un diagnóstico certero y lleve a cabo una intervención para quitar las humedades de una vez por todas. Para ello puedes contar con el equipo de profesionales de Sanysec, que estarán a tu disposición para todo lo que tú y tu hogar necesitéis.

Pero mientras tanto, te proponemos una serie de remedios provisionales para eliminar esas manchas que deja la humedad, a través de un tratamiento antimoho en paredes. ¿A qué estás esperando? Solicita un diagnóstico gratuito ahora.

 

¿Por qué salen esas manchas de moho en mis paredes?: cuando decidirme a realizar un tratamiento antimoho para paredes

Seguro que durante algún otoño o en la época de lluvias has visto cómo aparecían poco a poco unas manchas oscuras en alguna de las paredes de tu casa. Esto es debido a que la zona se encuentra sometida a una gran cantidad de humedad, por encima del 60% recomendado.

Cuando esto sucede y si no se actúa en el debido momento, las manchas irán haciéndose cada vez más grandes y pueden suponer un peligro para la salud si se inhala el moho que puede contener. ¿Y cuál es la causa de que surja este moho? A continuación te lo explicamos:

La condensación en el interior de la vivienda

Una de las principales causas de la aparición de humedad en paredes y techos es la condensación del agua que se puede llegar a acumular en ellas cuando no cuentan con un buen aislamiento térmico. Cuando esto es así, las paredes se mantienen mucho más frías de lo que deberían, algo que contrasta con la temperatura más alta del interior. Esto provoca que surjan manchas de moho en zonas de alrededor de puertas, ventanas o en esquinas de alguna de las paredes exteriores.

Humedades que surgen por capilaridad

Cuando las paredes son antiguas o tienen algún desperfecto como grietas, hendiduras, poros u otras imperfecciones, pueden surgir filtraciones del agua del exterior. Esto también puede suceder en habitáculos que se suelen someter a una humedad importante, como pueden ser los cuartos de baño.

Las temidas filtraciones de agua

También pueden surgirnos moho en las paredes si estas son sometidas a una cantidad importante de agua proveniente de alguna tubería que se encuentre en mal estado. Cuando esto sucede, el agua puede atravesar toda la pared o incluso un techo y provocar verdaderos desastres en nuestro hogar, como manchas enormes o encharcamientos.

 

¿Cómo quitar el moho? Existen diferentes tratamientos

La humedad causa la aparición de manchas de moho que podemos quitar con los siguientes productos: lejía, vinagre blanco, bicarbonato de sodio y agua oxigenada. En los siguientes bloques vamos a profundizar en los diferentes métodos: ¡presta atención!

Lejía

La lejía es uno de los productos más eficaces porque limpia y desinfecta las paredes, así que sigue estos sencillos pasos:

  1. Disolución de agua y lejía en una proporción de 1/3
  2. Utiliza un paño o estropajo con la mezcla, que aplicas sobre el moho
  3. Deja que la mezcla de agua y lejía actúe durante un cuarto de hora
  4. Limpia la superficie
  5. Con un cepillo elimina el moho
  6. Seca y ventila la habitación

Vinagre blanco

El moho negro es peligroso para salud, pero puedes eliminarlo con un producto natural como el vinagre:

  1. Llena una botella con vinagre blanco
  2. Rocía con vinagre la pared afectada por el moho con una botella con atomizador
  3. Deja que el vinagre actúe durante un mínimo de 60 minutos
  4. Cepilla la pared con un cepillo, que debe estar enjuagado en agua tibia para limpiar bien el área dañada por las manchas de moho
  5. Limpia la superficie dañada con agua tibia y seca con unas toallas o trapos

Estos son los 5 sencillos pasos que debes seguir.

Bicarbonato de sodio

Utiliza una taza con una proporción de 1/4 de bicarbonato y otro recipiente con 1/2 de solución de vinagre. Además, con el agua, limpia la pared, desde abajo hasta arriba.

Cepilla las manchas aplicando las mezclas y después aclara con agua.

Debes frotar las manchas con un trapo limpio. Sigue frotando hasta eliminarlas: ¡así de fácil!

Agua oxigenada

Esta es una de las mejores maneras porque el agua oxigenada actúa sobre la zona afectada con rapidez. En cuatro pasos tendrás una pared limpia:

  1. Rocía el agua oxigenada sobre las manchas de moho
  2. Espera un cuarto de hora
  3. Frota la pared con una esponja húmeda
  4. Pasa un trapo limpio y húmedo sobre la zona afectada hasta retirar las bacterias

¡En unos minutos puedes eliminar el moho con agua oxigenada al 3%!

El tratamiento antimoho para paredes definitivo

Cuando no hemos podido evitar el problema y tenemos esos manchones de moho que afean nuestras habitaciones, y que incluso pueden resultar un problema para la salud, lo más sabio es llamar a un profesional en humedades que te pueda realizar un diagnóstico acertado y un tratamiento antimoho en paredes y que así te pueda solucionar el problema desde el origen y de manera permanente.

Mientras tanto, también podemos recurrir a parches estéticos para eliminar esas feas manchas de manera provisional, aunque tienes que tener muy en cuenta que, si no se soluciona el problema en un origen, es muy probable que el moho vuelva a surgir al poco tiempo.

Limpieza previa de la superficie para el tratamiento antimoho en paredes

Antes de nada, es mejor que limpies la superficie afectada con un trapo mojado en agua y un poco de detergente. No tengas miedo de frotar ejerciendo un poco de fuerza, porque esta mezcla no debería afectar a la pintura.

Esto eliminará lo más gordo del ennegrecimiento propio de las humedades, pero el moho seguirá estando ahí y, de no eliminarlo, a los pocos días volverás a tener el mismo manchón.

Aplicación del producto antimoho para paredes

A continuación, y con la ayuda de una esponja, aplicamos un producto especial para tratamientos antimoho en paredes. Este lo deberías poder encontrar en cualquier supermercado, pero si no, en una ferretería te lo proporcionarán sin problema.

Dejamos que el producto actúe durante tres horas aproximadamente y luego lo retiramos con un paño húmedo. Hay que tener en cuenta que este tipo de productos matan al hongo del moho, pero no blanquean ni te dejarán la pared como estaba anteriormente. Para ello, podemos añadir un poquito de lejía a la mezcla.

Recuperación de la pared para rematar con el tratamiento antimoho en paredes

Pata terminar con el proceso, si nuestra pared ha quedado dañada o presenta alguna grieta o desperfecto, deberíamos de restaurarla. Para ello existen productos como pastas antihumedad que debemos aplicar con espátula. Lo recomendable también es terminar aplicando una mano de pintura antihumedades del mismo color del área que acabamos de reparar.

 

¡Arregla definitivamente el problema con un tratamiento antimoho para paredes!

Como te hemos dicho al principio, si las humedades son provocadas por factores externos como los que te hemos mencionado, el moho que acabamos de eliminar volverá a aparecer tarde o temprano.

Para eliminar el problema de raíz, en Sanysec te ofrecemos los servicios del mejor equipo de profesionales antihumedad. Contacta con nosotros rellenando este formulario para que podamos hacer un diagnóstico gratuito del problema, tras lo que te ofreceremos un presupuesto para un mejor tratamiento antimoho en paredes, profesional y definitivo. ¡Confía en nosotros!

octubre 3, 2022UncategorizedEsteban Canle

tratamiento antimoho paredes